domingo, 19 de febrero de 2017

Overkal, consola española, clon de la primera Magnavox Odyssey

Cesión de uso (consola cedida temporalmente por Tono) de la consola de fabricación española Overkal, clon de la primera consola "pong" de la historia: la Magnavox Odyssey americana. A diferencia de la consola original, en la que los distintos juegos se proporcionaban en cartuchos, en la Overkal estaban todos incluidos en memoria, siendo el resto de las prestaciones muy similares; no disponían de sonido, no contaban con marcadores de puntuación y las dos también necesitaban elementos externos (principalmente transparencias) para algunos juegos.


Externamente, la consola Overkal era similar a la Magnavox, con pequeñas diferencias. Igualmente los dos controladores de juego eran muy parecidos.



En la parte frontal tenía el interruptor de encendido/apagado (1) y, a su derecha, los selectores de los distintos juegos (2 al 6), que no estaban presentes en la consola original.


Cada controlador de juego (en el juego de tenis) permitía mover la "raqueta" de izquierda a derecha (HORIZONTAL), de arriba hacia abajo (VERTICAL) y la conducción de la "pelota" (TRAYECTORIA) simulando el "rebote"  del que carecía la consola. La combinación de los tres controles permitía la ejecución y guiado del ·punto" o "pelota" por el camino marcado por las "transparencias". Una consola difícil de jugar.


En la parte posterior disponía de un control  que centraba la linea vertical del juego de tenis (CENTRADO) y, a su derecha, otro para modificar la velocidad de la "pelota" (VELOCIDAD). Centrado en la parte posterior estaba situado el conector "jack" de la fuente de alimentación (9V DC, centro positivo). Por la parte inferior salían los cables de los controladores y el cable RF a la TV (VHF, canal 3 o 4) 



La puntuación se hacía de forma manual. La consola no calculaba los puntos de cada jugador.



Los gráficos en pantalla eran nítidos y de gran tamaño. En la fotografía el juego tenis.


Los cables y las diapositivas quedaban ocultos debajo de la consola cuando se almacenaba.


Las transparencias eran de dos tamaños, unas para TV de 19" y otras de 25", aunque se podían emplear en televisiones de 19, 20, 21, 23 y 25 pulgadas. El "tenis de mesa" era el único que no tenía transparencia (era el clásico "pong"). El resto de los juegos eran (de izquierda a derecha y de arriba a abajo): ataque submarino, persecución, esquí, carreras espaciales, tenis, fútbol y ruleta (transparencias de 19" en la fotografía)


También había transparencias de 25" (las mismas). El juego que tenía más accesorios era la "ruleta" que disponía de fichas y de billetes de 25, de 50, de 100 y de 500 pesetas.