sábado, 28 de febrero de 2015

Una nueva consola: La Dreamcast de Sega

Se añade a la colección la última de las consolas que Sega sacó al mercado: la Dreamcast. Sustituta de la Sega Saturn (1994-1999), salió al mercado para competir con la PlayStation y con la Nintendo 64. Inicialmente tuvo un alto nivel de ventas en Japón (1998) y en los Estados Unidos y en Europa (1999). Con un procesador de 32 Bits, una tarjeta gráfica de 128 Bits, y una memoria RAM de 16 Mb, superaba a sus competidoras del momento. 

Disponía de un módem con el que se podía jugar en Internet y si se adquiría un teclado y ratón también se podía navegar por la red. Contaba con cuatro conectores para gamepad en la parte frontal. En la parte posterior contaba con un conector de vídeo y sonido digital propietario. un puerto serial y el conector de Red. Los juegos se proporcionaban en un formato propietario de discos ópticos GD-ROM con el que Sega pretendía evitar la copia ilegal de los juegos, lo que finalmente no consiguió



Las ventas descendieron de forma considerable cuando cuando entró en competencia en el año 2000 con la nueva consola de Sony, la PS2. Finalizó la producción en 2001 y el soporte de la consola en 2004.

Cuenta con un gamepad (modelo Sega HKT 7700), que es el mando estándar de la consola.